Falsos Mitos Nutricionales.

 

 

 

 

 

Estada entrada es fruto de la segunda edición del Carnaval de Blogs de Nutrición.

En esta ocasión la temática a desarrollar, por los Bloggers expertos en Nutrición, son los falsos mitos nutricionales.

Los falsos mitos en la alimentación son esas pequeñas erróneas creencias populares que, cual leyenda urbana, se instauran en la sociedad provocando confusión y conceptos equivocados en nuestra educación nutricional ya delicada y frágil de por sí.

En nuestro Blog ya hemos desmitificado algunas de estas falsas creencias nutricionales en profundidad, que si el pan engorda o no, que si tenemos que dejar de tomar leche, que hay de cierto en los productos “light”… Es por eso que, por esta vez, hemos decidido desmontar brevemente, algunos de los falsos mitos más mediáticos:

Los hidratos de carbono engordan: FALSO

Los hidratos de carbono son uno de los macronutrientes que nos aportan energía (medida en calorías) Muchas veces substituidos por proteínas, en dietas de dudosa reputación, cabe decir que un 1g de H de C nos aporta 4 Kcal, exactamente la misma energía que 1g de PROT que también nos aporta 4 Kcal. Sin embargo la mayoría de alimentos ricos en Carbohidratos (pan, legumbres, pastas, arroces, patata…) tienen una proporción de grasa muy baja (entre 0.6% y el 4%) frente al 5-25% de grasa (mayoritariamente saturada) de los alimentos ricos en proteínas.

Comer piña ayuda a quemar grasa: FALSO

La piña es rica en BROMELINA, una enzima con acción proteolítica, es decir, que rompe las moléculas proteicas (no confundir con lipídicas = grasa). Muchas veces otorgamos a un alimento o nutriente poderes o propiedades, por encima de lo real, para encontrar una solución fácil y rápida a nuestros problemas con la línea. No hay alimento o nutriente alguno capaz de “disolver” el tejido adiposo. El método más eficiente para “quemar” aquello que nos sobra es una dieta personalizada y ejercicio físico.

Si no podemos tomar leche o lácteos los podemos substituir por “leche” de soja: FALSO

En primer lugar no podemos llamar leche a un producto de origen vegetal (soja = legumbre) que no proviene de la glándula mamaria de un mamífero.

La leche y los lácteos son alimentos muy diferentes a las bebidas de origen vegetal (de soja, de almendras, de arroz…). Ser diferente no significa ser mejor o peor.

Muchas veces grandes campañas de marketing o la publicidad de la industria alimentaria nos hace creer cosas que no son. Antes de decidir substituir o eliminar un grupo de alimentos tan importante como los lácteos de la dieta, tendríamos que contar un diagnóstico médico fidedigno.

Si realmente hay algo que no nos permite consumir este grupo de alimentos u otro, la figura de un Dietista-Nutricionista podrá darnos las herramientas necesarias para re-estructurar nuestros hábitos alimentarios.

Esta entrada participa en la 2ª Edición del Carnaval de Nutrición.

alimenta’t Nutricionistas Barcelona

Anuncios

2 pensamientos en “Falsos Mitos Nutricionales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s